Cómo conseguir que tus mails no acaben en la carpeta de spam

Cómo conseguir que tus mails no acaben en la carpeta de spam


Como empresaria que soy, siempre me he sentido fascinada por la psicología detrás de las campañas de marketing para mails. ¿Qué es lo que hace que una persona abra un correo o lo marque instantáneamente como spam?

Según varias empresas dedicadas a esto los errores más comunes de un mail publicitario son:

  • El enfoque del asunto está centrado en una meta equivocada. Tu meta debería ser simplemente obtener algún tipo de reacción por parte del cliente, no cerrar un trato.
  • Envías los mails a una hora equivocada. Estudios recientes revelan que los peores días en cuanto a índice de apertura son los lunes y los martes, y los mejores días para enviarlos los sábados y domingos.
  • Enviar tus mails con una dirección general. Para que se dispare el porcentaje de apertura, envía tus mails como una persona, no a través de una cuenta de empresa o usando el nombre de tu compañía.

Ya tenemos un poco de información acerca de lo que no debemos hacer, pero ¿cuales son los factores que debemos tener en cuenta para enviar un buen mail publicitario?

Sólo envía un mail si tienes un propósito claro

Si no tienes nada que decir, no digas nada. Nunca envíes un mail a un cliente a menos que tengas una razón para hacerlo ya sea ésta informar, entretener o mantenerlo al tanto de tu negocio. Tus clientes están ocupados, no les hagas perder el tiempo con mails sin sentido que acabarán en la carpeta de spam.

Busca asuntos llamativos

El asunto debe ser corto, ir al grano y ser llamativo ya que es tu única oportunidad de llamar la atención del cliente. Sedúcelo con un asunto que tenga valor para él o que parezca interesante pero ten cuidado de no prometer más de lo que tu mensaje ofrece.

El mensaje debe ser corto

La gente tiene poco tiempo y paciencia, escribe el mail de modo que llegues al quid de la cuestión en 5 segundos o menos.

Personaliza tu mensaje

Haz que tu cliente se sienta especial haciendo referencia directa a él en el mensaje. Por ejemplo incluyendo su nombre en el mensaje o haciendo referencia a algo que le haya pasado recientemente. De este modo sabrán que son especiales para tu empresa.

Termina con una pregunta

Promueve el diálogo con los clientes. Lo que esto significa es que en vez de mandar simplemente emails para que sean leídos de forma pasiva, anímalos a que te contesten a esa pregunta con su opinión. De este modo se construye una relación de confianza.

Usa vocabulario coloquial

A nadie le gusta la forma de hablar "corporativa". Usa lenguaje amigable en vez de vocabulario técnico,harás sentir a tus clientes cómodos. La forma de conseguir este objetivo es escribir los mails del mismo modo que le hablarías al cliente si estuvieseis cara a cara. ¡Pruébalo!

¿Tienes alguna idea para mejorar la comunicación empresa- cliente vía mail? Comenta y háznoslo saber. Estaremos encantados de aprender de ti

 





Categoría
Blog
Visitas
visto 678 veces

Valoración General (0)

0 estrellas de 5

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
  • No se han encontrado comentarios
Dirección
c/ Zaragoza nº8, 36203 / Vigo
Teléfono
886 143 710
E-mail
info@laplantacoworking.com